El Ayuntamiento se suma a la declaración del Día Internacional de la Mujer

img
04 Mar 2020

Un año más, el Ayuntamiento de Valverde del Majano se suma a la declaración del Día Internacional de la Mujer que se celebra el 8 de marzo. Se une así a los actos y manifestaciones como lo aprobado en el último pleno de la Federación de Municipios y Provincias FEMP.

El pleno municipal del pasado 24 de de febrero aprobó por unanimidad de los concejales la “Declaración institucional con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer”.

Es por ello por lo que el Ayuntamiento de Valverde del Majano, en una fecha tan señalada, quiere hacerse eco de este acuerdo, insertando a continuación el texto íntegro de la Declaración expresada: “Como cada 8 de marzo, nos sumamos a la reivindicación del Día Internacional de las Mujeres. Este 2020, Naciones Unidas ha elegido como lema “Soy de la Generación Igualdad: por los Derechos de las Mujeres” en el marco de la celebración de los 25 años de la conferencia de Beijing, que marcó un importante punto de inflexión para la agenda mundial de la igualdad entre hombres y mujeres y diseñó la hoja de ruta más progresista para el empoderamiento de las mujeres y niñas de todo el mundo.

Es un día de reconocimiento a la aportación de todas las mujeres del mundo a la construcción de la sociedad actual y de reivindicación por todo aquello que queda por hacer para lograrlo. La transformación de la sociedad no podría entenderse sin la aportación de las mujeres.

La Constitución Española reconoce la igualdad de derechos y la no discriminación entre hombres y mujeres, pero es un hecho que, a día de hoy, las mujeres siguen sufriendo dificultades en el acceso al mercado laboral, para conciliar la vida personal y laboral, siguen sufriendo explotación sexual, violencia de género y violencia sexual por el mero hecho de ser mujeres. Además, aún queda mucho camino por recorrer para incrementar la presencia de mujeres en puestos de trabajo de responsabilidad, para acabar definitivamente con la brecha salarial y para logar la incorporación de los hombres a las tareas que han sido desempeñadas tradicionalmente por mujeres. La corresponsabilidad debería ser una realidad si queremos la igualdad efectiva. Los poderes públicos tenemos la obligación y la responsabilidad de trabajar para acabar con las desigualdades y de impulsar políticas efectivas que contribuyan a lograrlo. Tenemos que construir una sociedad paritaria y participativa en que las mujeres ocupen el lugar que les corresponde por derecho, una sociedad que trate a las mujeres como personas libres y adultas capaces de tomar sus propias decisiones. Tenemos la obligación de impedir barreras estructurales de género y apostar por las capacidades de las mujeres y darles el protagonismo que merecen. No podemos permitir que el 50 por ciento de la sociedad, que son las mujeres, continúen reclamando los que son sus derechos en pleno siglo XXI.

Para ello, la sociedad española cuenta con herramientas legales que son referentes en la conquista de la igualdad entre mujeres y hombres y en la lucha contra el máximo exponente de la ausencia de ésta, la violencia de género. Aun así, el pleno reconocimiento del derecho en la ley no garantiza la plena igualdad. Tanto la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género del año 2004, como la Ley Orgánica para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres de 2007, han supuesto un gran avance, pero los datos indican la necesidad de seguir sumando esfuerzos con la implicación y el compromiso de todos, hombres y mujeres.

En este día, debemos recordar de manera especial que nuestras conductas y actitudes deben ir siempre en clave de igualdad. Solo así seremos agentes activos y referentes en la lucha contra la discriminación de género. Y todo ello sin olvidar que esto solo será posible desde la educación, instrumento esencial para la consecución del objetivo último: la igualdad.

Avanzar en igualdad es avanzar en democracia. La democracia tiene que seguir dando respuesta a los problemas y a los obstáculos que las mujeres tienen que salvar para poder ejercer sus libertades y derechos.

Por eso, con esta Declaración Institucional este Ayuntamiento vuelve a ratificar su compromiso y a solicitar, como en años anteriores:

-Que, partiendo de la Educación, se fomente desde una edad temprana la formación en igualdad de oportunidades, en cooperación y en participación equitativa en todos los ámbitos de la vida social, económica, laboral, cultural y política.

-Que sea especialmente tenida en cuenta la necesidad de promover acciones educativas que impulsen la igualdad real en ámbitos en los que la brecha y la discriminación por razón de seco es mayor.

-Que reconozcamos la importancia de continuar trabajando en la erradicación de las actitudes y los comportamientos machistas y patriarcales cotidianos, que, instalados en la vida diaria, reproducen y perpetúan la desigualdad.

-Que sea trasladada esta Declaración al Gobierno de España y a la Junta de Castilla y León”.

Facebook

Destacados